5 cosas que hacer con Photoshop

Aplicar efectos en cualquier fotografía.
Podemos hacer realmente cosas increíbles a partir de una fotografía: Dar aspecto antiguo a una imagen actual; añadir tonos, brillos y contrastes; convertir imágenes de color a blanco y negro o simplemente cambiar el color o del pelo; corregir tonos de la piel. Cambiar el color a un objeto concreto de la imagen; restaurar, crear o corregir una fotografía antigua, etc.

Fusionar dos imágenes.
Se trata de aprender a trabajar con las famosas “capas”, una de las herramientas más interesantes que ofrece Photoshop. Las capas nos permiten trabajar con varios elementos a la vez para luego poder fusionarlos. También nos permite colocar la imagen de una persona sobre un fondo totalmente diferente al original o, por ejemplo, fusionar dos paisajes en una misma imagen.

Diseñar logotipos.
Creación de carteles de cine y de anuncios. Añadir palabras a las imágenes con efectos de luz, sombra o texturas. Filtros que permiten simular acuarelas, romper tu imagen en mosaicos, etc.

Pintar tus dibujos.
Si te encanta dibujar y quieres que quede realista Photoshop permite pintar dibujos previamente escaneados. Además de proporcionar color más sólido y real conseguirás sorprendentes resultados. También puedes delinear y perfeccionarlos añadiendo sombras y detalles en las texturas. No hay límite.

Maquillar a una persona utilizando Photoshop.
Rejuvenece un rostro, elimina arrugas, elimina granitos, agregar pestañas, eyeliner, cambia el color del pelo, aplica sombra de ojos, color en mejillas y labios, etc. Suavizar la piel es uno de esos retoques que nos permitirá de forma fácil eliminar de forma general pequeñas imperfecciones en nuestros retratos.

Ya sea para una tarea escolar, por una necesidad profesional o simplemente por diversión Photoshop es una herramienta útil, creativa e indispensable.