Beneficios de las redes sociales para la tercera edad

Los beneficios que pueden aportar las redes sociales van como decíamos desde facilitarnos estar conectados con los nuestros como informados de todo lo que pasa en el mundo. Lógicamente los puede obtener cualquier usuario. Sin embargo, en el caso de las personas mayores, pueden incluso sacarle más provecho por la situación particular de la mayoría de ellos:

  • Evitar la soledad: a través de las redes sociales, especialmente Facebook y Skype, los adultos mayores pueden ponerse en contacto con familiares y amigos que no viven en su entorno o que, por diferentes motivos, como puede ser un problema de salud, no pueden verse con la frecuencia que les gustaría. Es cierto que es más gratificante el contacto físico, pero estas aplicaciones y redes sociales dan la posibilidad de hablar en directo, verse las caras, compartir momentos de intimidad sin salir de casa. Para una persona que vive sola, disponer de esta posibilidad es un auténtico privilegio al alcance de todos.
  • Contactar con antiguos amigos: es muy común entre los mayores que, al echar la vista atrás, se acuerden de antiguos amigos y compañeros con quienes han perdido el contacto. Hoy en día, gracias a las redes sociales, sólo con teclear el nombre de la persona podemos encontrarla, mandarle un mensaje y retomar el contacto. Nunca se sabe si ese amigo de la infancia puede volver a ser tu compañero inseparable.
  • Estar informado de lo que nos interesa: los medios de comunicación son generalistas, en muchas ocasiones se centran en temas que no interesan a todo el mundo por igual. Gracias a las redes sociales, las personas mayores pueden informarse de temas más concretos, más afines con sus intereses y gustos e incluso seguir a medios alternativos, más minoritarios o especializados, o a personajes relacionados con la información política, deportiva o cultural que nos interesen especialmente.
  • Potenciar el ocio: tenemos la posibilidad de formar parte de un grupo de pesca, de recibir ofertas especiales de viajes, encontrar cursos para específicos, informarse de destinos que siempre te han llamado la atención… con tan solo poner una palabra de estas en el buscador de la red social, aparecen multitud de posibilidades para potenciar tu vida social. Y, por qué no, también puedes encontrar una pareja o hacer nuevos amigos con gustos afines a los tuyos.
  • Fomentar las relaciones familiares: aunque hay quien dice que Internet, y en concreto las redes sociales, nos aíslan, lo cierto es que para las personas mayores pueden resultar de gran ayudar para potenciar sus relaciones familiares, especialmente con sus hijos o nietos, ya que es muy común que no vivan cerca o el contacto se haya reducido debido al ritmo de vida actual. En tus perfiles sociales puedes seguir el día a día de tus seres queridos, ver sus fotos, comentar sus publicaciones… Por otro lado, si aún no estás familiarizados con las redes sociales, tienes la excusa perfecta para pedirle a alguno de ellos que te ayude a empezar y romper esa brecha digital generacional, así pasaréis un rato agradable juntos, y una vez comiences a usarlas, tendrás la opción de volver a preguntarle y pedirle ayuda, seguro que le encanta que también navegues por ellas.

Mayores más activos mentalmente gracias a las redes sociales

Potenciar su actividad es uno de los principales beneficios del uso de las redes sociales para las personas mayores. Cuando comienzan a utilizarlas, no solo evitan sentirse solos, sino que se encuentran  más integrados en la sociedad, dejan a un lado el aislamiento que les supone no saber comentar una publicación de Facebook o compartir una foto por Instagram como hacen el resto de adultos de su entorno. Es una manera muy efectiva de romper la barrera que les impide, en ciertos casos, estar conectados con la actualidad.

A esto debemos sumarle que el aprender a navegar por las redes sociales, descubrir cada día nuevos usos, buscar, contactar, escribir, leer, etcétera, a través de ellas, también potencia la actividad mental, algo muy beneficioso y necesario para prevenir enfermedades como la demencia. De hecho, un estudio elaborado por la Universidad de California confirmó que los mayores adultos que realizan búsquedas en Internet o se emprenden en el mundo de las redes sociales (para ellos totalmente desconocidas) consiguen activar regiones de su cerebro y potencian su memoria y capacidad de razonamiento.

Cómo usan las redes sociales las personas mayores

Las redes sociales han revolucionado las vidas tanto de jóvenes como de mayores, convirtiéndose en espacios de encuentros virtuales, principales canales de información, el medio para comunicarse desde cualquier parte del mundo, centros de ocio online… A pesar de ser herramientas digitales novedosas en constante actualización, son muy intuitivas y fáciles de utilizar, esta es una de las claves de su globalización y de que no entiendan de edades, ni de nivel cultural, ni adquisitivo. Cualquier persona que disponga de un dispositivo con conexión a Internet puede sumergirse en Twitter, Facebook, Instagram, Pinterest…, incluso las personas mayores novatas en el mundo social digital ya las han incluido en su día a día. Sacarles más partido está en tu mano, nosotros te ayudamos a ello.

Las personas mayores también utilizan las redes sociales

Actualmente la brecha digital que había entre las personas de 35-40 años y las que superaban los 60 ya no es tan grande. La accesibilidad y el fácil manejo de los teléfonos móviles y de las tablets han abierto las puertas del mundo virtual a los que hasta hace unos pocos años no se acercaban ni a un ordenador.

Usos de las redes sociales para la tercera edad

¿Quién dijo que las redes sociales eran para jóvenes y modernos?
Cuando se pasa la barrera de los 60 pueden ser un complemento a tu ocio y
una manera útil y sencilla de estar en contacto con tu gente. Y es que,
el uso de redes sociales en la tercera edad nos abre un abanico de miles de posibilidades, entre las que se encuentran:

  • Comunicación con cualquier familiar o persona, en cualquier momento y desde cualquier lugar.
  • Estar informado al momento de lo que está pasando en todo el mundo.
  • Obtener información sólo de lo que nos interesa.
  • Conocer a nuevas personas con las que congeniar o compartir intereses.
  • Compartir momentos de nuestra vida con aquellos que queremos y que no se encuentran en el mismo lugar que nosotros.
  • Dar a conocer negocios, servicios, ofertas, etcétera.
  • Seguir a personajes, programas, entidades, asociaciones, marcas, tiendas… que nos interesen por el motivo que sea.

Redes sociales, pasos para comenzar a usarlas

Para las personas mayores que ya estén familiarizadas con el entorno digital, el uso de Internet, aplicaciones móviles, el correo electrónico, el WhatsApp, etcétera, les resultará más sencillo comenzar a utilizar las redes sociales porque resultan muy intuitivas. Sin embargo, a los más principiantes les puede resultar algo más complicado, simplemente porque todo es nuevo y desconocido, desde la terminología específica que se suele utilizar en estar herramientas como el simple hecho de registrarse. En este caso será necesario que un familiar, un amigo o incluso un profesional les dé unas primeras pautas para comenzar a sumergirse en las redes.

Pensado en los que ya han dado el paso de usar herramientas digitales, el siguiente peldaño es que conozcan en qué consisten las redes sociales. Existen miles de web en Internet con explicaciones y tutoriales, simplemente hay que poner en el buscador “Qué son las redes sociales” o “qué es Facebook”, por ejemplo, y comenzar a leer y empaparse de sus posibilidades.

También pueden ser de gran ayuda vídeos tutoriales, pero seguramente sean más prácticos los del estilo de ‘¡Ahora la Abuela nos explica Facebook!’. Entra en YouTube y teclea esta frase, te aparecerá una simpática mujer que explica cómo utiliza Facebook, te servirá de ejemplo para tus comienzos también en Twitter y Youtube porque ha grabado otros vídeos explicando el uso de estas redes sociales. Una opción similar es ‘La Conchi Twitter’, también la encuentras en YouTube y da su visión práctica del uso de la red del pajarito azul; mientras que el vídeo ‘Abuelos tecnológicos: Un puente digital para achicar la brecha generacional’ muestra lo feliz y entusiasmada que está una abuela después de que sus nietas le hayan enseñado a usar las redes sociales.